Qué necesito para ser tatuador(a)?

El mundo del tatuaje sigue ganando más adeptos entre sus filas y,  lejos de pasar de moda, se incrementa el número de quienes sienten tanta pasión por este arte en tinta que deciden convertirlo en su medio de vida. Si tú eres uno de ellos y tienes claro que quieres hacer de los tatuajes tu trabajo, no pierdas el tiempo y tómatelo muy en serio. No basta con coger la aguja y lanzarse a dibujar sobre la piel; sigue leyendo porque, desde Emagister, te descubrimos todo lo que necesitas para ser un verdadero profesional del tatuaje.

Potencia el artista creativo que llevas dentro

Para ser un buen tatuador, una cualidad imprescindible que necesitas es saber dibujar y no solo saber, sino hacerlo muy bien. Si te limitas a calcar plantillas sobre el cuerpo de tus clientes, estos no durarán y terminará siendo un fracaso. Pero si eres capaz de sacar adelante tus propios diseños demostrando tu capacidad artística, tendrás una larga lista de espera para que plasmes en ellos tus obras de arte. Practica y practica sin parar, ten en cuenta que una parte de la labor de un tatuador pasa por dedicarle muchas horas al dibujo, ya sea a mano alzada o en cualquier otro formato. Encuentra tiempo para formarte en este ámbito haciendo cursos de dibujo que te enseñarán las técnicas adecuadas, estimularán tu creatividad y te darán todavía más soltura a la hora de crear.

Aprende antes de empezar

Por muy bueno que seas dibujando sobre el papel, para dar un paso más y pasar a hacerlo sobre la piel humana debes estudiar y aprender todo lo necesario para ello. Aunque hay tatuadores que son autodidactas, tendrás más oportunidades si buscas la escuela o el centro formativo que mejor se adapte a ti para estudiar y dejas que los expertos te enseñen las distintas técnicas para tatuar, los instrumentos eléctricos y mecánicos que debes manejar, los requisitos higiénico-sanitarios básicos y algo de historia del tatuaje. Lo ideal es que elijas un buen curso presencial, con muchas horas lectivas y con un módulo de prácticas, en algunos incluso te enseñarán también cómo tratar con los clientes y  cómo gestionar tu propia empresa por si decides montar tu propio estudio. Si tienes experiencia, también puedes optar por sacarte el Certificado de Profesionalidad, ya que es la mejor manera de acreditarla.

Blesink Tattoo

Blesink Tattoo

Cumple la ley

Una vez finalizada la formación, tienes que cumplir un requisito legal imprescindible para poder ejercer la profesión de tatuador. Desde hace años se exige estar en poder del título oficial de higiénico sanitario que se obtiene tras realizar un curso y según el cual se regulan las practicas de tatuaje, micropigmentación y piercing así como los requisitos higiénicos sanitarios que se han de cumplir en los establecimientos donde se llevan a cabo. No debes olvidar nunca la responsabilidad que tienes como profesional de cara a tus clientes ya que ellos ponen su cuerpo en tus manos. Es muy importante que mantengas siempre todo en unas óptimas condiciones higiénicas y sanitarias, tanto tus herramientas de trabajo, como el local y, por supuesto, tú mismo.

Sé un buen aprendiz

No quieras correr, como en todos los oficios se empieza desde abajo y hace falta una buena base para después tener una carrera de éxito. Si quieres ser el mejor has de aprender de los mejores. Busca un maestro tatuador al que admires y trata de que te contrate en su negocio como auxiliar o aprendiz. Ver a diario su trabajo te ayudará mucho más de lo que crees a avanzar. Otra buena idea es acudir a las diferentes asociaciones de tatuadores donde puedes resolver dudas y encontrar la orientación que necesitas para arrancar.

Siempre a la última

El sector del tatuaje está continuamente en movimiento de modo que es imprescindible que estés siempre al día. Dedica tiempo a empaparte con las tendencias más actuales, a informarte sobre las técnicas más novedosas, a descubrir las nuevas tintas que acaban de llegar al mercado y  a conocer el trabajo de los artistas más renombrados.  Un buen tatuador debe estar siempre en constante renovación para no quedarse anticuado por lo que apúntate a talleres y seminarios donde seguir aprendiendo y especializarte,  además de ser una oportunidad para hacer contactos e intercambiar experiencias.

Que suerte que nos encontraste! Vamos a hacer arte juntos.